Comprendemos que quizás, con esta nueva realidad, estás buscando independizarte y aventurarte a lo desconocido en pro de tu bienestar. Cada etapa de la vida representa cambios y experiencias nuevas. Vivir solo o compartir con amigos son buenas opciones dependiendo de la personalidad de cada quien.

Si el dinero no es problema, eres una persona introvertida y lo que más disfrutas es tu privacidad y la paz de tu hogar, lo tuyo es tener tu propio espacio. En cambio, si la soledad es lo que menos te gusta y necesitas compartir gastos, abre tus puertas y comparte esa habitación que no ocupas.

Momentos Bou quiere ayudarte a tomar la decisión que mejor se acople a tus necesidades, y por eso, presentamos algunos puntos a tomar en cuenta para elegir tu modo de vida (nueva).

 

Vivir solo VS vivir con compañeros: Ventajas

SOLOCOMPAÑEROS
Ser tan limpio o desordenado como gustes.Gastas menos en renta y servicios.
La decoración está totalmente a cargo de ti.Si estás enfermo o hay una emergencia, habrá alguien que pueda ayudarte o llamar a tu familia.
Puedes tener gato o perro.Se pueden compartir varias cosas, como condimentos, artículos de limpieza, electrodomésticos, espacios, conversaciones, etc.  
Serás el anfitrión oficial de las reuniones (si así lo decides).Puedes crear una gran amistad si escoges a la persona indicada
Cuentas con la privacidad suficiente para llevar a tu pareja cuando quieras.Tienes compañía hasta en esos momentos más vulnerables.

Vivir solo VS vivir con compañeros: Desventajas

SOLOCOMPAÑEROS
La principal desventaja es el dinero, ya que todos los gastos debes asumirlos tú.la convivencia puede ser menos placentera de lo que esperabas.  
Habrá momentos en que te gustaría estar acompañado.Los hábitos de limpieza y costumbres de tu compañero, pueden no coincidir con los tuyos.  
Todo depende de ti, lo cual no es necesariamente una desventaja, sino simplemente más responsabilidades.  Dependiendo quién sea tu roommie, tal vez ya no puedas andar por ahí en ropa interior (como quisieras) o escuchar música (de gustos culposos) a todo volumen.  
¿Vivir Solo o con compañeros? No te quedes con la duda

Un “roommate”, “roommie” o compañero de vivienda, es esa persona “perfecta” que solo existe en nuestra imaginación y que nos pasamos la vida entera buscando. Alguien que sea aseado, que pague puntual las cuotas del arriendo, que no moleste, que no le fastidie la música alta, que no meta a cualquier persona al apartamento, que no dependa de ti para todo, que respete tus cosas y si son cosas compartidas que las cuide, en fin, muchos requisitos y, por lo mismo, no es fácil encontrar quien cumpla con todo eso.

Por eso la mayoría de veces terminamos aceptando a algún amigo al que le tenemos confianza, que apreciamos mucho, pero que al final la convivencia termina siendo todo un infierno y no sabemos cómo decirle que es: “Un compañero de piso de mierda”.

“El compañero de piso de mierda” es una guía española de supervivencia para compartir con la persona con quién vives y así mejorar la convivencia en casa.

Recuerda las TRES principales leyes del manual:

PRIMERA LEY: Hay un compañero de mierda en cada casa compartida.

SEGUNDA LEY: El compañero de mierda lleva a hacer cosas de Compañero de Mierda.

TERCERA LEY: Si no tienes un compañero de mierda en casa, es que eres tú.

En resumen: no hacer cosas que a ti te molestaría que te hicieran. Ahora que conoces los secretos y realidades de vivir sólo o con roommates, es momento de tomar una decisión coherente.

Para concluir, la forma en que te visualices viviendo en tu nuevo hogar es lo que te hará tomar la decisión correcta.

¿Estás listo para vivir una vida adulta independiente y feliz? Llámanos y cotiza tu mudanza con BOU.

 

CONTÁCTANOS YA